Los juguetes son recursos didácticos valiosos y para enseñar hechos históricos resultan de gran ayuda. Los niños pueden aprender acerca de costumbres, vestimenta, utensilios, lugares e incluso los oficios de épocas pasadas. Además, pueden distinguir la antigüedad de los juguetes de acuerdo a los materiales con los que están hechos.


En este sentido, los niños más pequeños, pueden sentir curiosidad al ver muñecos con ropa antigua, diferente a la que usa la gente que le es familiar; y los más grandes pueden diferenciar muñecos de porcelana (de lo cual se hacían hace unas décadas), de los de plástico.



También, los escenarios de juego ayudan a recrear momentos históricos. Y los juguetes de bloques para armar, como los Rasti y Blocky, son ideales para construir estructuras, maquinarias y viviendas. De esta manera, es posible mostrarles a los niños cómo se veía una plaza, un establo, una casa o cómo eran los vehículos que se han usado en el transcurso de la historia.


Contar la historia con juguetes. Vení a ver la magnífica exhibición en Juguetería Cebra


Un escenario histórico creado con juguetes que no sólo es atractivo a la vista sino que es perfecto para explicar el significado de cada símbolo del lugar más representativo de la historia argentina es la maqueta Rasti “Plaza de Mayo" hecha con 38.000 piezas Rasti, que mide 3 metros de largo y 1,5 de ancho; esta magnífica pieza está exhibida hasta el 30 de junio en la sucursal de Juguetería Cebra de Av. de Mayo.



Además, está el modelo a escala del Rompehielo Almirante Irizar ¡Vení a verlas y a tomarte fotos con estos juguetes hechos arte!



Otra maqueta creada con juguetes Rasti es el paisaje del característico campo argentino de 2, 5 metros de largo y 1,5 metros de ancho, la cual se podrá apreciar en la misma fecha en la sucursal Pilar de Juguetería Cebra. ¡Vení a conocerla!