Estimular los sentidos es la forma en que experimentamos y conocemos el mundo. Los bebés aprenden con todo lo que pasa a su alrededor, es por esto que resulta de gran importancia ayudarlos a descubrir texturas, sonidos, colores, formas y movimiento. Para tal fin encuentra los juguetes más adecuados e incorpóralos en cada una de las actividades que te describimos más abajo.


Descubrir jugando:


Para estimular el sentido del tacto, permítele a tu bebé jugar con recipientes llenos de agua a distintas temperaturas, uno con agua tibia, uno con agua natural y otro con agua fría. Mete algunos juguetes en cada recipiente e invítalo a explorar.



Los juguetes que tienen partes suaves, rugosas, blandas y otras un poco más duras funcionan bien para que los bebés toquen y aprendan.


Saber qué suena


Enseñarle a tu bebé los diferentes sonidos, incluso escuchar su propia voz y la de sus seres cercanos es un ejercicio fundamental para que identifique su entorno. Cántale, atrévete, los pequeños siempre piensan que su mamá canta hermoso. Léele cuentos de imágenes grandes y sencillas.



También, los juguetes como sonajeros o instrumentos musicales son ideales para esta tarea.


Miro y aprendo


Los bebés tienen mirada inquieta, lo que implica una buena oportunidad para mostrarle matices y perspectivas. Pon a su disposición variedad de móviles. También puedes agregarle y variarle colgantes a los móviles en casa. Ofrécele juguetes de colores variados, brillantes, opacos, fosforescentes, pasteles, monocromáticos, con luces.



Además, puedes enseñarle a seguir juguetes con sus ojos. Muévelos con suavidad delante de él en forma horizontal de un lado a otro, también de arriba hacia abajo.


Finalmente, los juguetes con materiales que aportan diferentes texturas, con colores y sonido son una opción integral para la estimulación sensorial.